Estaciones de pruebas de medición térmica

Estaciones de pruebas de medición térmica

El objetivo principal de las estaciones de prueba, es conocer la temperatura de las muestras a fin de dar una aprobación de calidad, definir límites de crítica o valorar el estado del producto.

Cada modelo es alimentado eléctricamente, si así lo necesitase, con ayuda de un circuito de potencia, y es examinado con una cámara termográfica que, con ayuda de un ordenador que permite el procesamiento y tratamiento de las imágenes adquiridas facilitado la interpretación por parte del usuario.

Nuestro software bcbTestBench integrado a tecnología infrarroja FLIR, permite la adquisición automática de la información térmica y un indicador de aprobación por pieza. Además, permite la generación de reportes, alarmas y el control de corriente y voltaje suministrado, siendo la comunicación con cámara e interfaz amigable e intuitiva.

Cada estación está conformada, mecánica y eléctricamente, por una fuente reguladora de voltaje y corriente, torreta para alarma audible y visual, un dispositivo termográfico, un circuito de potencia con contactores y relevadores, un armario de comunicaciones y control por ordenador con software bcbTestBench y una cabina con fixture adaptable y circuito de alimentación eléctrica.

La configuración eléctrica de las cabinas permite proteger el circuito eléctrico, el ordenador central y la fuente de alimentación, de tal manera que, cada prueba o prueba puede realizar con la debida confianza. Cuentan también con un sistema de arranque y paro para detener parcial o totalmente el sistema en caso de que alguna anomalía o emergencia se presente.

Los sistemas de reinicio y la rapidez de las comunicaciones permiten, que en menos de 2 min el usuario puede volver a hacer uso de la cabina sin mayor inconveniente.

Las estaciones de prueba son utilizadas en diversos sectores de la industria, ya que actualmente la termografía con la revolución 4.0 ha alcanzado hasta los lugares más recónditos, sustituyendo a su paso sistemas pirométricos o con diversos tipos de sensores. Las industrias 4.0 que utilizan más este tipo de tecnología en sus laboratorios son la automotriz, electrónica, lighing, plásticos o aeronáutica.

Las estaciones de prueba constituyen el siguiente paso para la ingeniería de calidad y producción, disminuyendo los tiempos de testeo, automatizando los laboratorios y asegurando la fiabilidad de las pruebas.