La Termografía en automoción

Uno de los sectores económicos más importantes del mundo es la industria automotriz. Muchos fabricantes de automóviles utilizan soluciones integradas con Termografía como herramienta esencial a la hora de la inspección, control y mejora de  cada uno de sus procesos, ya que la temperatura juega un papel fundamental en los mismos.

Este sector es uno de los más experimentados en termografía con aplicaciones como soldadura, NDTs, tratamientos térmicos, entre otras a las que el bcbMonitor 4.0 y las cámaras FLIR se adaptan perfectamente.

La adaptación de la tecnología termográfica para la inspección en ciertos procesos del sector automotriz permite mantenerla como pilar indiscutible de la Industria 4.0.

El sector del automóvil invierte más en investigación y desarrollo que ningún otro sector con el objetivo de fabricar vehículos de alto rendimiento seguros y eficientes. Ya sea porque están investigando nuevos diseños o probando nuevas técnicas de fabricación de aditivos para piezas de coches, los investigadores confían en termografía de alta resolución para la recopilación de imágenes y datos que necesitan para su posterior procesamiento y estudio.

Las cámaras termográficas de Teledyne FLIR ofrecen un método sin contacto fiable y preciso para señalar el origen exacto de ciertos fallos, para que los ingenieros puedan trabajar en una solución.

Estos son algunos ejemplos de los grandes trabajos que se realizan con termografía dentro de la industria automotriz:

  • Control de temperatura en asientos calefactados
  • Pruebas en componentes de HVAC,
  • Defectos en neumáticos
  • Defectos en parabrisas y medallones calefactados
  • Calentamiento en motores
  • Verificación en sistemas de escape
  • Pruebas de alta velocidad en airbag

En la siguiente imagen hemos compilado la mayor cantidad posible de aplicaciones de #Termografia para la Industria #Automotriz, faltando todavía muchas por mencionar.