bcbFaceScan

bcbFaceScanTEMPERATURA DE PIEL ELEVADA/ELEVATED SKIN TEMPERATURE (EST)

A principios del 2019 se descubrió una nueva cepa de coronavirus, la cual empezó a propagarse desde Asia. Actualmente el coronavirus (COVID-19) se ha extendido a lo largo el globo , por esta razón reconocer oportunamente a las personas que representan un riesgo en lugares con grandes aglomeraciones de gente, es de gran importancia para la salud pública.

Desde el comienzo de esta pandemia, la ciencia se ha presentado como un aliado contra la COVID-19, empezando con la gran labor del personal de salud e investigación para elaboración de vacunas y avances tecnológicos.

Unida a un software adecuado, como el bcbFaceScan , con funciones como la generación de alarmas visuales y/o sonoras si se supera un umbral de temperatura previamente fijado, y el almacenamiento de imágenes radiométricas para su posterior trazabilidad y análisis. Esta tecnología permite un rápido cribado de grandes grupos de individuos, facilitando la detección, y en su caso el aislamiento, de las personas sospechosas de haber contraído una infección vírica, para que puedan posteriormente ser evaluadas y diagnosticadas con mayor precisión por parte de personal sanitario cualificado.

Se han desarrollado soluciones basadas en termografía infrarroja. Mediante tecnología es posible obtener un mapa térmico de la piel, de manera rápida (en tiempo real).

Características del sistema

  • Alarmas de temperatura elevada.
  • Bases de datos.
  • Detección facial para una correcta medida de temperatura.
  • Medición en tiempo real.
  • Medición sin contacto.
  • Visualización simultanea de varias cámaras.
  • Precisión ± .3° C (la más alta del marcado).
  • Medición acorde a la norma ISO
  • Software personalizable.
  • Histórico de datos (exportable a Excel).
  • Control de accesos.

Aplicación en

  • Plantas industriales
  • Edificios y oficinas corporativas
  • Aeropuertos
  • Estadios
  • Puertos
  • Estaciones de autobús o ferrocarril.
  • Centros de investigación