Alimentación

El control de procesos en la industria alimentaria es fundamental para asegurar la salubridad de bienes perecederos y para optimizar los costes asociados a mermas de producción, reenvasados y a reclamaciones de consumidores. El bcbMonitor 4.0, integrado como la termografía, es una herramienta no invasiva y no destructiva ampliamente validada para alcanzar estos objetivos, actuando como un sensor de temperatura sin contacto para áreas extensas. Sustancias como la Acrilamida o compuestos orgánicos como HAP o AHC, se pueden originar durante procesos de horneado, fritura, cocción, ahumado, etc., y su presencia está íntimamente ligada a la temperatura del proceso. Además, la temperatura está presente también en el proceso de envasado, como ser el control de termosellado.

Aplicaciones

La industria alimentaria tiene altos estándares de calidad reflejados en las restricciones de cocción de los alimentos.

El control de temperatura es muy importante para garantizar la seguridad, salubridad y calidad de los productos alimenticios en todas las etapas de la cadena de suministro de los mismos. Específicamente, es vital para la el control en el proceso de horneado y secado para poder dar las características de calidad deseadas. Un ejemplo claro es la monitorización del proceso de cocción en la producción de pan, ya que esto determina su calidad, su color y textura.

La supervisión de estos procesos con el bcbMonitor 4.0 y las cámaras FLIR de alta velocidad permiten un adecuado control y análisis de la temperatura. Se puede utilizar en las siguientes aplicaciones:

  • Alarma por sobrecocción o infracocción de galletas, panes y postres.
  • Inspección de la uniformidad de temperatura en la cinta transportadora.
  • Detección de atascos.
  • Contabilización de producto.
  • Monitorización de eficiencia en hornos para ahorro de energía.

La industria alimentaria cuenta con equipos industriales de alta calidad con la finalidad de mantener altos estándares en sus procesos. Para mantener las plantas en operación en todo momento y preservar estos altos estándares de calidad es de suma importancia cerciorarse que estos equipos tengan un correcto funcionamiento, para esto la temperatura y el comportamiento térmico son factores vitales, por ejemplo, para el mantenimiento preventivo/predictivo de los equipos.

La temperatura en los procesos alimenticios también juega un papel importante en el consumo de energía eléctrica. Un correcto control de esta permite grandes ahorros.

Con el bcbMonitor 4.0 y las cámaras termográficas FLIR, es posible monitorizar la temperatura en los equipos críticos y poder mantener la mayor calidad en el proceso.

Algunas aplicaciones son:

  • Inspección de la distribución térmica en hornos.
  • Verificación de quemadores.
  • Supervisión continua de equipos críticos mecánicos eléctricos y térmicos.
  • Detección de fugas en sistemas de enfriamiento y calefacción.

Uno de los mayores retos en la industria de la alimentación es la integridad del sellado que protege al producto. Esto es de vital importancia para garantizar la calidad de los productos perecederos y así asegurar una mayor satisfacción de los consumidores. Además, ayuda a reducir los desperdicios de alimentos por fallos en los envases a través del proceso de producción.

En el proceso de envasado, la termografía también permite inspeccionar el nivel de llenado de los envases, ya que es capaz de ver con claridad el contraste en zonas calientes y frías.

El bcbMonitor 4.0 es un sistema de monitorización en tiempo real, no invasivo, de gran ayuda en la automatización de dichos procesos. Es capaz de:

  • Verificar el sellado sin contacto, evitando interferir con el producto o envase. En conjunto con un brazo robótico, es posible integrar la solución para retirar el producto defectuoso.
  • Comprobar el nivel de llenado en envases.
  • Verificar la termocompresión del envasado y del termosellado.

La temperatura es una variable dominante en la seguridad alimentaria y el control de calidad. Es esencial supervisar la temperatura no solo de los productos, sino también de donde proviene la materia prima, como las granjas, para asegurar la calidad a lo largo de la cadena de suministros.

Las granjas afrontan muchos retos, desde el control de enfermedades en vacas hasta el control de temperatura ambiente en avicultura.

Nuestro software bcbMonitor 4.0 permite monitorizar todo el proceso y localizar de manera autónoma y continua desajustes térmicos, generando alarmas en diferentes formatos que informan puntualmente de la incidencia.

Algunas de las aplicaciones más importantes dentro del proceso de comprobación del control sanitario, donde el software es aplicable son:

  • Detección de mastitis en el carrusel de ordeño.
  • Detección de inflamaciones.
  • Detección de daños neurológicos.
  • Problemas óseos, lesiones.
  • Medición del nivel de frescura en vacas, pollos y cerdos para la regulación de sistemas de ventilación

Galería

Descarga de documentación