Electrónica

Los defectos y tiempos de inspección en componentes electrónicos pueden ser reducidos considerablemente gracias al uso de la termografía infrarroja. Nuestro sistema de inspección termográfico bcbMonitor 4.0, se convierte en una herramienta de alta sensibilidad y precisión para los ingenieros de diagnóstico, proceso y diseño.

Análisis de fallos, test de diagnóstico, soldadura, revestimiento, desarrollo e Investigación son las principales áreas de aplicación de esta tecnología, cuyas principales bondades son la sensibilidad y velocidad de adquisición que permiten analizar cada detalle de los eventos producidos por el flujo de la energía eléctrica en los componentes.

Aplicaciones

La termografía se presenta ante estas situaciones como un gran aliado para detectar los fallos o errores en electrónica. Es una herramienta no invasiva muy útil para detectar los cambios de temperatura en los componentes electrónicos que forman parte del proceso como circuitos integrados, chips de memoria, transistores, diodos, condensadores, resistencias, capacitores, etc. El análisis de temperatura con cámaras termográficas permite detectar puntos críticos, variaciones anormales de temperatura o cortocircuitos, entre otros.

Algunas de las aplicaciones:

  • Integración de bancos de pruebas
  • Comparación simultánea con tarjetas Golden.
  • Análisis avanzado de tarjetas y microcomponentes para detección de anomalías y fallos
  • Detección de Cortocircuitos

Esta aplicación requiere de altos controles de calidad en su proceso de diseño y producción, y la termografía se presenta de gran utilidad para cumplir con estos estándares. La tecnología infrarroja permite evaluar patrones de temperatura a través de mapas térmicos y evaluar patrones en tiempo real, esto es muy útil para optimizar la gestión térmica en los LEDs, puntos de soldadura y diferentes zonas del disipador de calor. Con esta información recabada, las empresas pueden determinar y garantizar la vida útil de los LEDs.

Conoce las funciones del bcbTestBench:

  • Evaluación de la disipación térmica (pad térmico)
  • Asistencia a la modulación por ancho de pulsos (PWM)
  • Estimación de vida útil en LEDs.
  • Evaluación de componentes en cámaras climáticas y shakers.

La termografía es una herramienta importante para el diseño de elementos electrónicos. Mediante lecturas térmicas se pueden ver aspectos importantes del funcionamiento del circuito, que solo son detectados a través de las variaciones de temperatura, tales como la medición de temperatura de los circuitos en estado estacionario o las  variantes de temperatura al momento de entrar en operación; esto ayuda a diseñar los sistemas de disipación térmica y realizar ajustes de diseño.

Nuestros sistemas proporcionan datos de la distribución térmica lo cual ayuda a diseñar sistemas electrónicos cada vez más eficientes.

  • Análisis para asistencia de diseño mecánico (disipación y esfuerzos térmicos)
  • Planos de tierra
  • Diseño de layout en PCBs
  • Estudio de frecuencia con FFT
  • Impedancia y distribución de corrientes.

Para satisfacer la demanda de la producción de componentes electrónicos, es necesario cerciorarse de la eficiencia de los procesos. En el caso de la fabricación de dispositivos es importante probarlos previamente a su producción en masa y cerciorarse de que no presenten fallos. En el proceso de producción, un punto crítico es la soldadura. Tanto para la inspección como para la fabricación es crucial tener un control de la temperatura en dicho proceso, lo cual es posible haciendo uso de la tecnología termográfica.

La supervisión de estos procesos con el bcbMonitor 4.0 y las cámaras FLIR permiten un adecuado control y análisis de la temperatura en aplicaciones como:

  • Monitorización continua de la soldadura por infrarrojos
  • Monitorización e inspección de secado
  • Inspección y control de hornos de convección
  • Aplicación de resinas y adhesivos

Galería

Descarga de documentación