Salud

La termografía es una tecnología de medición de temperatura sin contacto y es un auxiliar en detección de enfermedades que producen una variación de temperatura como el cáncer o la diabetes.

El bcbFaceScan es una herramienta de utilidad del sector salud para detección de temperatura corporal elevada, además de detección y localización de enfermedades.

Aplicaciones

Aunque ninguna cámara térmica puede detectar o diagnosticar el coronavirus, las cámaras FLIR con ayuda de nuestro software bcbFaceScan es capaz de detectar temperatura cutánea elevada en lugares públicos de alto tráfico, mediante una detección individual rápida.

Si la temperatura de la piel en áreas clave (especialmente en el lagrimal del ojo y la frente) está por encima de la temperatura promedio, entonces se puede seleccionar al individuo para una evaluación adicional. Identificar a las personas con EBT, que luego deben someterse a pruebas de diagnóstico específicas de virus, puede ayudar a reducir o ralentizar drásticamente la propagación de virus e infecciones.

El  bcbFaceScan es un sistema de medición cutánea de temperatura a partir del protocolo ISO:TR 13154. Utiliza un algoritmo avanzado de detección de rostros y una corrección del error de la medición debido a condiciones que afectan la temperatura.

La termografía permite visualizar la temperatura de la piel, así como los cambios de temperatura debido a los procedimientos fisioterapéuticos, y es una herramienta útil para el seguimiento de los resultados de la terapia. Nuestro software bcbMonitor 4.0 resulta una valiosa herramienta para el personal médico y de rehabilitación. Ejemplo de ello son las siguientes aplicaciones:

  • Evaluación corporal para localización de puntos de tratamiento de algias vertebrales.
  • Seguimiento de la rehabilitación en medicina deportiva.
  • Diagnóstico de lesiones y fracturas.

La termografía se ha utilizado con éxito en el diagnóstico de cáncer de mama, neuropatía diabética y trastornos vasculares periféricos. También se ha utilizado para detectar problemas asociados con la ginecología, trasplante de riñón, la dermatología, el corazón, la fisiología neonatal, la detección de fiebre y las imágenes cerebrales. Con la llegada de las modernas cámaras infrarrojas, software de adquisición de datos y técnicas de procesamiento, ahora es posible tener imágenes termográficas de alta resolución en tiempo real, lo que probablemente genere nuevas investigaciones en este campo.

Para ello hemos desarrollado el software  bcbMonitor 4.0 que, junto con cámaras FLIR de la serie science, permite tener un mapeo térmico en tiempo real de las zonas con anomalías y a su vez otorgar diversas herramientas de post-procesamiento, logrando así un diagnóstico preciso. Algunas de las aplicaciones son:

  • Seguimiento de la afectación en extremidades por diabetes.
  • Evaluación y control de quemaduras.
  • Localización de la grasa parda.
  • Evaluación y seguimiento de la condición en cáncer de mama.

La termografía aplicada a veterinaria es usada para medir la temperatura de la superficie corporal de una especie.  bcbMonitor 4.0 facilita la lectura e interpretación de imágenes infrarrojas. Los colores representan y se correlacionan claramente con las temperaturas en la imagen térmica. Debido a esto, los médicos veterinarios pueden identificar fácilmente las áreas de temperatura aumentada o disminuida. Las imágenes térmicas para animales ayudan a identificar dónde están los problemas e indagar más sobre su causa, así como también una lectura no invasiva de signos vitales como la frecuencia cardiaca. Conoce los principales usos dentro de la medicina animal:

  • Condiciones de salud e higiene en especies de granjas industriales.
  • Rehabilitación y tratamiento en equinos.
  • Diagnóstico y seguimiento médico en animales salvajes y domésticos.
  • Toma de temperatura y frecuencia cardíaca sin contacto.

Galería

Descarga de documentación